viernes, 30 de septiembre de 2016

Héroes y villanos

El reciente estreno de la película 'Snowden' dirigida por Oliver Stone, ha vuelto a poner sobre la mesa el tema de los hackers y su función dentro de la sociedad en nuestros días. Debido al impacto mediático que tuvo el caso Snowden, algunas prácticas que los servicios de inteligencia llevan a cabo en nombre de la defensa de la seguridad ciudadana trascendieron al debate público.

Las reacciones no se han hecho esperar. El portal Nextgov publica una entrevista realizada a un ex funcionario de la NSA, Chris Inglis, que asegura que en la película existen varias incorrecciones técnicas. Para Inglis los errores técnicos no son lo más grave, sino la idea que se quiere mostrar de los servicios de inteligencia en Estados Unidos. En la película se muestra a Snowden como un patriota que se desilusiona con los servicios de inteligencia después de darse cuenta de que la agencia vulneraba ciertos derechos individuales de las personas.

"Nada más lejos de la verdad", asegura Inglis. "Snowden era un funcionario con rango muy bajo con motivos sospechosos que ni siquiera hubiese tenido la capacidad de ver todas las cosas que el protagonista ve en la película". 

El film ha sido estrenado en plena recta final de la campaña electoral a la presidencia de Estados Unidos. Donald Trump y Hillary Clinton se vieron las caras en pasado 26 de septiembre y el tema de la ciberseguridad no quedó de lado. De eso se hace eco Security Magazine. El tema fue una de las pocas cosas en las que ambos candidatos coincidieron. Ambos estuvieron de acuerdo en que hay que invertir en ciberseguridad. También discutieron si los hackers rusos tienen una tendencia real, o no, de realizar ataques contra objetivos estadounidenses. Trump dijo que no es algo seguro que los rusos hayan estado detrás de los ciberataques como el perpetrado contra los ordenadores de la Convención Demócrata. "Pudo haber sido un tipo de 200 kilos sentado en su cama y con un ordenador portátil", ironizó Trump. Ambos coincidieron que para vencer a ISIS es imprescindible mejorar y reforzar el ciberespacio. 

En Suiza, uno de los países que toma decisiones, a veces, impredecibles (como aquella de votar en contra de la renta universal), acaba de votar a favor de una mayor intervención por parte de sus autoridades en temas de seguridad. Softpedia cuenta como un 66.5% de los votantes ha dado un mayor poder al gobierno para que puedan espiarlos. Ante el miedo que se generó con los ataques de parís, los electores suizos han decidido perder ciertos derechos básicos. Los servicios de inteligencia ahora podrán husmear y fisgar en los correos electrónicos, chuponear teléfonos, o utilizar cámaras secretas y micrófonos escondidos.

Y en India, por sus parte, están preocupados por la falta de preparación de sus profesionales. El portal Security Intelligence se pregunta si la seguridad cognitiva es la respuesta para la enorme brecha de habilidades que existe en el país indio. Según un informe, solo el 41% de los profesionales del sector se sienten preparados para paliar ciberataques sofisticados. La Asociación Nacional de Compañías de Software y Servicios (NASSCOM) estima que se necesitarán un millón de profesionales de ciberseguridad para el 2020 y así abastecer la demanda que hay debido al enorme crecimiento económico que hay en el país.

Estados Unidos, Suiza e India. Tres puntos geográficos en los que se puede pulsar la opinión pública respecto a la ciberseguridad. Expresada por sus políticos, por sus ciudadanos o por entidades especializadas. Tres lugares que, como en todo el mundo, día a día, se conforma este panorama de héroes y villanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario