lunes, 24 de octubre de 2016

La cuenta atrás de la ciberseguridad

Hoy, hace un año...

En la primavera de 1986, y contra el criterio inicial de los miembros de la banda sueca que había compuesto la canción, se lanzó al mundo el sencillo 'The Final Countdown', un tema que se ha convertido en todo un icono cultural en numerosos lugares del globo, especialmente Europa occidental. El "final de la cuenta atrás" de Europe, que narra un viaje en el espacio por la obligación de abandonar la Tierra, nos sirve como gancho para nuestra particular cuenta atrás en el repaso que hacemos cada lunes a los asuntos que hace un año fuera noticia. Tres, dos, uno... ¡Ignición!



Porque como si de una cuenta atrás se tratase, hace un año tuvimos un "tres, dos, uno"... Tres noticias relevantes sobre filtraciones de datos, dos sobre criptografía, y una sobre otra de las referencias culturales ineludibles de Europa occidental: el galo Astérix. Vayamos por partes y centrémonos en las primeras: hasta 4 millones de registros con información crítica sobre clientes fue el robo que a finales de octubre de 2015 sufrió el proveedor de servicios de Internet (ISP) británico TalkTalk; un robo en el que encontramos de todo, desde nombres y números de teléfono hasta tarjetas de crédito, y con buena parte de la información sin cifrar, tal como reconoció la propia compañía.

Rápidamente surgieron grupos por doquier que se atribuyeron la autoría del ataque. Tampoco hubo que esperar ni 24 horas para que algunos presuntos delincuentes solicitaran su particular botín: 80.000 libras para devolver intacta la información. Quizá una cifra demasiado poco ambiciosa como para poner nerviosos a los responsables de la empresa. Aunque en estas lides conviene no fiarse demasiado, porque mientras sucedía este robo, tuvimos constancia del acuerdo económico entre Sony Pictures Entertainment y sus empleados, a propósito de uno de los robos de datos más célebres de 2014. El incidente fue una respuesta al estreno de la parodia del líder norcoreano Kim Jong-Un, The Interview, y su resolución interna un año después demuestra que los rescoldos de ciertos episodios tardan en apagarse del todo.

Como decíamos líneas arriba, hace un año vivimos dos casos relacionados con la criptografía. Uno fue el rifirrafe entre la californiana Apple y la administración norteamericana a propósito de la información contenida en los dispositivos iPhone y la posibilidad de desbloquearlos. En este culebrón, por estas fechas fue cuando Apple le dijo a un juez de Estados Unidos que incluso para la propia empresa resulta imposible acceder al dispositivo de un usuario. Y cuando pensamos en peleas con la administración norteamericana nos vienen siempre a la cabeza unas siglas: NSA. Pues bien, también hace un año recomendábamos la lectura de una investigación firmada por Antonio Quirantes, que explicaba cómo la NSA había desactivado la criptografía en Internet.

Y ya que estamos con la NSA, es casi imposible salvar la asociación con los "chivatos" por excelencia: Julian Assange y Edward Snowden. Sus filtraciones son la inspiración que encontraron los nuevos responsables de las aventuras de Astérix para el argumento de su última aventura, El papiro del César, que vio la luz hace ahora un año.

Tres, dos, uno... ¡Ignición!



0 comentarios:

Publicar un comentario