viernes, 14 de octubre de 2016

Los riesgos de las más grandes

Lo mejor de la semana en ciberseguridad

Sin duda, una de las cosas que ha marcado los hábitos de consumo, ha sido la llegada de Amazon. Desde su puesta en marcha, muchos han sido sus detractores. En el negocio de la venta de libros, por ejemplo, se desató toda una guerra contra los editores y libreros convencionales. Hasta ahora hay librerías pequeñas que se sienten amenazadas.

Pero Amazon tiene una amenaza que los libreros pequeños no tienen. Los cibercriminales. En realidad todas las empresas grandes son mucho más atractivas para los hackers que las pequeñas. Esta semana hemos sabido que Amazon habría sufrido un posible ciberataque. Aunque el gigante de internet no lo ha confirmado y más bien niega el ataque, Softpedia nos cuenta que la empresa habría reiniciado las contraseñas de sus usuarios "por si acaso".

Al parecer, la compañía habría tenido que reiniciar las cuentas de una selecta lista de usuarios que tenían sus datos personales expuestos. Amazon niega que haya habido cualquier intento de ataque, pero habría tomado la decisión de hacerlo luego de que su equipo de seguridad le advirtiera que los detalles de algunos de sus clientes habrían sido hechos públicos en la red.

Otra empresa que habría sufrido un ataque esta semana es la cadena Vera Bradley. La cadena estadounidense de bolsos ha anunciado que un grupo de hackers ha robado información relacionada con tarjetas de crédito de un número aún indeterminado de clientes. El ataque habría afectado a clientes de 112 tiendas y 44 outlets que realizaron compras entre el 25 de julio y el 23 de septiembre. Al parecer, las compras realizadas en la propia página web no habrían sido afectadas. El ciberataque fue confirmado por la FBI que publicó un comunicado confirmando la agresión.

Apple tampoco ha quedado libre esta semana. En el Reino Unido a los políticos británicos se les ha prohibido utilizar los relojes Apple en reuniones de gabinete por temor a que los dispositivos estén siendo hackeados. Según el diario The Telegraph los expertos temen que las conversaciones de los ministros puedan ser escuchadas por los ciberatacantes. Los ingleses sospechan de espías rusos, quienes en los últimos días fueron acusados oficialmente de haber sido los causantes de los ataques a la Convención Nacional Demócrata. Una fuente del diario británico aseguró: "Los rusos están tratando de hackear todo". 

Esta semana también hemos sabido que muchas compañías no suelen comprobar los servicios en la nube en busca de malware. De acuerdo con un estudio de Ponemon Institute publicado por Helpnet Security, el uso creciente de servicios en la nube y la falta de visibilidad en la información que ahí se almacena puede resultar dañino y causar robo de información. El informe reveló que las empresas no realizan inspecciones para detectar malware en sus servicios de almacenamiento en la nube.

Las grandes empresas, como vemos, son las que más riesgos corren de ser atacadas por cibercriminales. Los réditos para los hackers ya sean económicos o políticos, son mayores. Es por eso que las medidas de seguridad de las compañías en asuntos de ciberseguridad deberían reforzarse aún más. 

Imagen original: Freeimages




0 comentarios:

Publicar un comentario