miércoles, 22 de febrero de 2017

La nube va subiendo en importancia

El estudio de la semana

Aunque nos gustaría tener una memoria infinita, por desgracia nuestra memoria es limitada y tenemos que hacer uso de las fotos, los vídeos o diarios para guardar esos momentos y poder volver a vivirlos una y otra vez. Con el permiso de las redes sociales efímeras (Snapchat y sus imitaciones en el conglomerado de Facebook), que quieren que esos recuerdos no vivan más de 24 horas, se trata de instantes que nos gustaría no ver desaparecer. Así que usamos las herramientas a nuestro alcance: los discos duros externos y la nube, la famosa nube.


El mismo objetivo tienen las empresas con sus datos: no perderlos. Por ello, según las cifras del nuevo Informe elaborado por Gartner, la principal compañía de investigación y consultoría de IT del mundo, las compañías están aumentado su gasto en el sector de IT en todo el globo. Los sistemas informáticos tradicionales están disminuyendo, ya que otras tecnologías digitales como la IA y la realidad virtual están demostrando tener más peso en el sector. Según la revista Forbes, donde fue publicado el informe, en el 2018 más del 60% de las compañías de todo el mundo tendrán al menos la mitad de sus infraestructuras en plataformas ubicadas en la nube.

Y siguiendo con el afán de que nuestros recuerdos (o en este caso nuestros datos) no se pierdan, los CIOs están priorizando el uso de los servicios en la nube, además de la ciberseguridad y el análisis de datos. Es por ello que Gartner predice que el gasto en seguridad alcanzará los 3.500 millones de dólares a finales del 2017. Normalmente, ese crecimiento debería ser mayor del 2,7%, sin embargo la incertidumbre política en los mercados ha ralentizado ese crecimiento.

Otro de los temas sobre los que habla el informe de Gartner es el uso de la nube híbrida. Para el 2020 el híbrido entre nube pública y privada será el modelo más común. La combinación de elementos de ambas nubes ayudará a la empresa a alcanzar varios objetivos organizativos, como tomar decisiones empresariales en tiempo real o mejorar la experiencia del cliente. A pesar de que los costes de la nube híbrida son mayores, reduce el tiempo de inactividad y recuperación de datos, por ejemplo, después de un ataque por phishing. Este es un factor a tener muy en cuenta, ya que el último informe de PhishLabs revela que el nuevo objetivo de las campañas de phishing son los servicios alojados en la nube como Google o Dropbox.

Pero la nube tiene un claro competidor (o cooperador, según se vea), ya que tiene que enfrente las inversiones en Internet de las Cosas (IoT). Las compañías están invirtiendo el 24% de su presupuesto medio de IT en IoT. El informe revela además que el 89% de las empresas que invierten en IoT han aumentado su gasto en IT desde 2015. ¿Por qué esta relación mutua y creciente? Porque el mismo informe predice que más del 25% de los ataques identificados en las empresas implicará al IoT y, antes de que pierda el control, las organizaciones deben tomar las medidas preventivas adecuadas e incorporar varias soluciones de seguridad dentro de sus sistemas de trabajo.

Para terminar también hay que resaltar un informe revelador: los ciberataques han costado 41,334 dólares a las pequeñas empresas. Compañías que no pueden permitirse personal especializado en ciberseguridad... con los consiguientes peligros que ello supone. Si hay que elegir entre "estar en las nubes" y "subir a la nube", habrá que elegir lo que mejor ayude a las empresas a recuperar sus datos, robados o perdidos, en el menor tiempo posible. ¿Copias de seguridad? Sí, diversificadas, actualizadas, con garantías. Ya seas una empresa o usuario de a pie, que un ciberataque no borre tus recuerdos.  


Imagen: pixabay.com

0 comentarios:

Publicar un comentario