viernes, 31 de marzo de 2017

El teléfono escacharrado

Lo mejor de la semana en Ciberseguridad

Uno de los juegos estrella cuando éramos pequeños era el teléfono escacharrado o el teléfono artesano, hecho con un par de envases de yogur y un hilo. La mecánica de cada uno de ellos, recordamos, era hacer llegar un mensaje de una persona a otra y, en los dos casos, lo que llegaba era un balbuceo del contenido original. Como era de esperar, la seguridad de los dos métodos no era muy alta (tampoco era lo que se buscaba) y es en esto en lo que han centrado sus esfuerzos las empresas en los últimos años: en buscar una comunicación segura, de un "yogur" a otro.



Telegram, siguiendo los pasos de su alter ego, ha añadido la posibilidad de realizar llamadas. Ésta no es algo nuevo en este tipo de aplicaciones, pero la novedad que aporta es la encriptación de las llamadas "end to end", al igual que en los mensajes de texto. Y la cosa no queda ahí, se podrá seleccionar quién quieres permitir que te llame y la calidad de las llamadas (podrás decidir entre una mayor calidad de llamada o utilizar menos datos). Por el momento sólo estará disponible en Europa occidental, para dispositivos iOS y Android.

La otra gran app de mensajería instantánea, WhatsApp, dispone de la posibilidad de realizar llamadas desde hace mucho más tiempo y añadió también hace poco la encriptación. Y sobre ello justamente ha hablado el gobierno británico, que exige a WhatsApp su colaboración frente al terrorismo. Tras el ataque terrorista ocurrido en Londres, y para prevenir futuros intentos, la ministra del interior Amber Rudd ha instado a la compañía a que facilite las conversaciones protegidas que tuvieron los terroristas los días previos al atentado. Esperamos que en su reunión de ayer hayan podido sacar ideas en claro y encuentren un punto de entendimiento común entre la seguridad y la privacidad.

Otra noticia que ha llamado nuestra atención son los resultado del nuevo informe de IBM, que indica que el spam creció un 400% en 2016 y que casi la mitad de los mensajes venían con ransomware de regalo. El estudio ha sido realizado en 20 ocasiones y este año se ha superado el récord con creces. Los cibercriminales saben dónde deben actuar y por ello su principal campo de acción ha sido el sector financiero y en segundo lugar el gobierno, que registró 398 millones de acciones comprometidas. El año pasado el objetivo número uno fue el sector sanitario, que registró 100 millones de incidencias en ciberseguridad, nada que ver con los datos de este año, que 'sólo' ha recibido 12 millones de ataques. Parece que los ciberdelincuentes le dan una pequeña tregua a los hospitales.

Para curarse en salud, nunca mejor dicho visto lo visto, Mastecard ha adquirido NuData Security. La compañía de tecnología ha ayudado a empresas de todo el mundo a prevenir el fraude online y Mastercard se unirá a esta causa, impulsando una mayor protección en el espacio digital. Esta unión también supondrá el fortalecimiento de los esfuerzos en torno a la seguridad y certificación de todo tipo de dispositivos, permitiendo una colaboración casi en tiempo real entre emisores, comerciantes y procesadores.

Y hoy terminamos con buenas noticias para prevenir casos de fraude online. El 39% de las empresas han introducido una política formal BYOD (Bring your own device). Ya habíamos hablado de los peligros que podría suponer el uso de los dispositivos electrónicos personales para el trabajo, y por ello muchas empresas están empezando a poner medidas. Es necesario que estas políticas sean recogidas por escrito y cumplidas por todos los trabajadores, sin excepciones. Además las empresas tienen que proveer de una red segura y buenos antivirus. Y lo más importante, concienciar a los empleados de la necesidad de seguir estas normas de seguridad. Así las llamadas realizadas en el trabajo desde tus dispositivos también serán seguras.

                                                       Imagen: pixabay.com

0 comentarios:

Publicar un comentario