miércoles, 15 de marzo de 2017

La formación continua beneficiosa para todos

El estudio de la semana

La formación continua es una necesidad en la mayoría de las profesiones si no quieres quedarte atrás y que las nuevas generaciones de profesionales te pisen los talones. Los masters y postgrados existentes en el mercado tienen en cuenta este hecho y se han ido adaptando a las necesidades de los trabajadores en activo. El caso de la ciberseguridad es especial, ya que es un ámbito que evoluciona rápidamente, las necesidades crecen muy rápido y los profesionales de la materia son muy escasos. Es por ello que las empresas se están poniendo las pilas y están empezando a invertir en la formación de sus trabajadores, para beneficio de todos.


El nuevo informe de Pearson Vue da nuevos datos a esta nueva realidad y destaca que las empresas están invirtiendo más activamente en formación de seguridad cibernética que en años anteriores. De los 6.605 profesionales de IT encuestados, hubo un aumento del 48% en los que reciben formación en seguridad en su lugar de trabajo y un 60% más realizó exámenes de seguridad. Además las empresas saben que ese reciclaje de conocimiento es algo que redunda en ellas, por ello un 53% de los encuestados recibió la formación financiada por su empresa frente al 26% que admitió haber corrido ellos con los gastos de su formación complementaria.


Toda inversión tiene sus frutos y la prueba está en que más de un 61% de los profesionales de IT afirma que la obtención de un certificado tuvo un impacto positivo en su trabajo. Además, un 40% de dijeron que planean realizar algún examen de certificación de ciberseguridad el próximo año, la opción estrella, seguida por cursos de redes (31%) y de servidores (22%).

Todas estas cifras tienen sentido, teniendo en cuenta que los ciberdelitos, incluidos los ataques móviles y el ransomware, están en aumento y que la falta de profesionales cualificados también aumenta. Así lo recoge un reciente informe elaborado por la organización ISACA, que encontró que el 55% de las organizaciones tardan al menos tres meses en ocupar los puestos de ciberseguridad, mientras que el 32% dijo que tarda seis meses o más. ¿Y el resto de las empresas? El 27% aseguró que no pueden cubrir estas posiciones de ninguna manera.

El estudio pone de manifiesto el serio interés que las empresas están poniendo en temas de ciberseguridad, con ejemplos como la inversión en formación y evaluación del estado de la seguridad de las mismas. La formación continua del personal y la obtención de certificados es una forma de valorar al trabajador dándole un beneficio extra. Por otra parte, ayuda a la evolución de sus negocios teniendo empleados más valiosos y 'puestos al día'.

La falta de profesionales en el mercado ha hecho buscar alternativas y contar con profesionales que ya estén dentro de la organización para darles una formación extra en seguridad. De esta manera cada vez más personas se están convirtiendo en profesionales de la seguridad casi sin quererlo. Estos nuevos 'ciberprofesionales' provienen de carreras como derecho, gobierno e informática. También destaca el gran número de mujeres que se están uniendo al carro, ya que de momento sólo el 11% de los expertos mundiales sobre ciberseguridad son mujeres.

Otro estudio de Vanson Bourne que ha salido hoy mismo también arroja datos muy interesantes relacionado con esto. El dato más relevantes es que los empleados son uno de sus mayores riesgos de seguridad para el 48% de las organizaciones. La falta de formación y la utilización de dispositivos móviles son el resultados de muchos de estos problemas de seguridad. Por ello las empresas deberían aplicarse el cuento y seguir formando a sus trabajadores de manera continua en beneficio de ambas partes.
Imagen : pixabay.com

0 comentarios:

Publicar un comentario