lunes, 3 de abril de 2017

El Internet de las Cosas va ampliando su campo

Hoy, hace un año...

El IoT, o como llamamos en español, el Internet de las cosas, se está extendiendo poco a poco a todos los ámbitos de nuestra vida: desde poder controlar cuándo llegará un paquete a casa a comprobar si nuestro frigorífico se nos ha quedado sin leche. La conectividad de todos los dispositivos que utilizamos en el día a día hace nuestra vida más sencilla y en muchos casos más segura. Como por ejemplo: poder ver las imágenes de nuestra cámara de seguridad de casa en tiempo real desde nuestro móvil. 



Como cada lunes nos embarcarnos en nuestra cápsula del tiempo y retrocedemos un año para tomar perspectiva y ver cómo hemos evolucionado en el sector del IoT y en cuestiones de ciberseguridad. Hubo un caso destacado sobre el tema el año pasado, Andrew Auernheimer descubrió que miles de impresoras en todo el mundo tenían abierto el puerto 9100 sin autentificar. Para demostrarlo asaltó miles de ellas y les hizo imprimir folletos antisemitas. Y claro fue condenado por ello, que por mucho que quisiera demostrar el problema existente, los modos no fueron los más correctos...


Y de un condenado pasamos a un elegido o mejor dicho: el engaño que sufrió todo un país para que votase a un político. Eso hizo durante una década el hacker Andrés Sepúlveda en Latinoamérica, siendo uno de sus grandes éxitos la victoria electoral del presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Durante siete años Sepúlveda, de 31 años, dice que viajó por todo el continente arreglando importantes campañas políticas. Con un presupuesto de 600.000 €, el trabajo de Peña Nieto fue, con diferencia, el más complejo. Dirigió un equipo de hackers que robaron estrategias de campaña, manipularon las redes sociales para crear falsas oleadas de entusiasmo, e instalaron spyware en las oficinas de la oposición, todo para ayudar a Peña Nieto a obtener una victoria.

No dejamos Latinoamérica, ya que fue en Brasil donde Kaspersky Lab presentó un nuevo estudio sobre la escena cibercriminal brasileña y cómo había evolucionado en los últimos años, con el cada vez mayor contacto con otras escenas como la de Europa del Este. De los keyloggers y troyanos bancarios, los brasileños habían pasado a apuestas más complejas de administración remota e incluso el ransomware.

No estaban mejor buena parte de las empresas del planeta, como demostró un incidente vivido por Mattel: un ciberdelincuente robó 3 millones de dólares a la conocida corporación, mediante el ataque de phishing llamado "Fraude al CEO". Alguien mandó un mail a un ejecutivo de Mattel, simulando ser el CEO de la empresa y ordenándole realizar una transferencia a un vendedor en China. Según el informe, el dinero había sido enviado al Banco de Wenzhou, China, y cuando se realizó la estafa, el dinero ya había desaparecido. Según la fuente, el ciberdelincuente que robó el dinero había hecho un montón de vigilancia sobre las prácticas comerciales de Mattel, esperando el momento en que Mattel se estaba involucrando fuertemente en el mercado chino y presentando su solicitud de tal manera que parecía auténtico.

Y para terminar volvemos a hablar de un ransomware, el que fue creado expresamente para atacar a sistemas informáticos de hospitales, aprovechando un fallo en servidores web corriendo JBoss. El ataque afectó a decenas de hospitales de EEUU por estas fechas el año pasado. Los técnicos descubrieron que algunos ataques se podían achacar a un ransomware ¿y por qué los hospitales? Contaba un experto a "Ars Technica" que porque la seguridad informática brillaba por su ausencia en ellos. Pero poco a poco esto ha ido cambiado, no sólo la disminución de los ataques, sino el refuerzo de ciberseguridad en todos los hospitales norteamericanos.

Imagen : pixabay.com

0 comentarios:

Publicar un comentario