miércoles, 24 de mayo de 2017

Los problemas del trabajo en equipo

El estudio de la semana

Los trabajos son una parte esencial en la vida académica. Ya sea en el colegio, en el instituto o en la universidad, todos hemos tenido que enfrentarnos a diversos trabajos. Pero muchas veces, el verdadero problema que presentan estas pruebas para pasar el curso llega cuando hay que realizarlos en equipo. Si tienes suerte, puedes montar tu propio equipo y seguramente todo vaya como la seda. Sin embargo, si el profesor, tutor o instructor es el que hace los equipos, la suerte está echada.

¿Por qué? Porque si te toca con el más "pasota" del grupo sabes que te va a tocar "pringar" por ti y por él. O ya no solo eso. Imagínate que estás buscando el deseado 10 mientras que tus compañeros de equipo se conforman con un simple 5. Esa disparidad de objetivos puede hacer que el trabajo se convierta en un auténtico infierno. Pues bien, también en la etapa adulta nos seguimos encontrando con situaciones como estas. ¿Adivinas de qué hablamos? Pues de las relaciones entre empresa, ventas, impacto exterior y... ciberseguridad.

Así lo confirma el estudio realizado por Centrify y el instituto Ponemon. Según la encuesta realizada a 113 compañías que han sufrido una brecha, el 71% de los encargados de la informática afirman que la protección de la marca no es su responsabilidad, mientras que el 70% de ellos no cree que sus compañías tengan unas habilidades altas para prevenir este tipo de ataques. 

El estudio también  mostró otros datos, como que al 67% de los jefes de marketing les preocupa la reputación, mientras que al 63% de los informáticos solo están preocupados por su trabajo. Estos mismos informáticos diferencian 4 consecuencias negativas por encima de las demás:
  •         Importante daño financiero (52%).
  •         Mayor escrutinio de las capacidades de la función informática (51%).
  •          Daños significativos a la marca y la reputación de ésta (35%).
  •          Disminución del número de clientes y  confianza del consumidor en su organización (35%).
La consultora de ciberseguridad Jessica Barker considera que esta desconexión entre el equipo de informática y los jefes de marketing es muy interesante y demuestra que todavía tenemos un largo camino por recorrer para estar trabajando bien en las organizaciones y para que la gente "vea verdaderamente que la ciberseguridad es un asunto de todos, no sólo uno de los equipos informáticos”.

Bill Mann, vicepresidente senior de productos y jefe de producto de Centrify, ha afirmado en una reciente mesa redonda que algunas organizaciones hacen un buen trabajo para hacer frente a las violaciones, pero otras no lo hacen en absoluto. "Realmente no se trata de establecer estrategias a través de organizaciones y de invertir más en una empresa, sino más bien de alineación y comunicación dentro de las organizaciones".

Mann también señala que cada junta directiva se debía preguntar si estaba mejorando y, bajo su punto de vista, el consideraba que no estaba sucediendo. Por eso, las empresas deben preguntar y educar a todos los miembros del personal sobre los impactos en la marca. Preguntado por si los consultores que no eran parte de la compañía eran parte del problema, Mann responde que esto podría mejorarse si se gestionan mejor los consultores para saber cuáles son sus prioridades.

Otro de los problemas de las empresas según el consultor Brian Honan es que en muchos casos los profesionales de informática  que tienen un enfoque primario en la tecnología no se preocupan por la lealtad de la empresa. "Para ellos el foco está en la tecnología y el tipo de proyectos técnicos que pueden involucrarse", explica. "Los profesionales de informática y profesionales de la seguridad más exitosos tienden a ser aquellos que tienen un interés activo en el negocio y entienden las metas y estrategias de negocio de la organización", aclara.

Otro dato que ofrece el estudio recogido por infosecurity es que aquellas empresas que fueron atacadas habían sufrido una caída media del 5% del precio de sus acciones. Por eso Mann dice: “es hora de que los altos cargos reconozcan que la protección de datos no es solo un problema de informática, sino una preocupación empresarial de fondo que necesita un enfoque estratégico para proteger a toda la organización.

A todos nos ha incordiado alguna vez un trabajo en equipo. Sin embargo, debemos ser capaces de asimilar en ese momento que se realizan como una “práctica” para desempeñar trabajos en el futuro. Nos guste o no, en la edad adulta nos tenemos que relacionar y trabajar con otros para poder seguir adelante y este preámbulo sirve como preparación para lo que más tarde o más temprano nos llegará. Tras leer este informe, es más importante que nunca aprender esta lección.

0 comentarios:

Publicar un comentario