lunes, 21 de agosto de 2017

Dos caras de una misma moneda amarga

La entrevista de la semana

La semana pasada la factoría del terror low-cost en que se ha convertido parte del llamado Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), azotó la segunda ciudad más importante de España, país desde el que el CIGTR se asoma al mundo. Se ha hablado muchas veces del ciberterrorismo en esta página, y de hecho incluso hay dos etiquetas (esta y esta otra) que recoge las noticias más significativas. Ciberterrorismo y actividades cibernéticas con fines terroristas son dos caras de una misma moneda amarga: la de una amenaza permanente y cada vez con mayor recorrido, por mucho que nos puedan parecer lejanas de la cobarde acción registrada hace unos días en Barcelona.

Prácticamente no hay semana en la que no se publique algo al respecto, y en ocasiones se trata de material de muy alto valor. En el afán de este Centro por dar salida a las voces más autorizadas en todas las asignaturas ligadas a la ciberseguridad, conviene hoy echar una mirada a una investigación publicada a finales de junio en la Black Pool Gazzete, en la que intervienen numerosos expertos en la materia, como Tim Owen, director de la Unidad de Investigación del Cibercrimen en la Universidad de Central Lancashire, o Awais Rashid, co-director del Instituto Lancaster de Seguridad de la universidad homónima.

En este artículo, Owen expone que el terrorismo se presenta a través de Internet como una amenaza real a la sociedad y cree que el ejemplo perfecto lo demuestra el ataque que sufrió la NHS. Además añade: "El ciberterrorismo es una nueva forma de terrorismo. Internet es intrínseco a lo que hace los terroristas y hoy en día ninguno de ellos trabaja sin Internet, ya que tienen mucha información almacenada en la red".

Pero Owen continúa y explica: "Mucho de lo que hacen los ciberterroristas está en el ciberespacio por lo que necesitamos un enfoque de ataque a tres bandas. Primero necesitamos combatirlos ideológicamente, después combatirlos en la vida real y también hacerles frente en el ciber mundo. Los terroristas se sienten poderosos en internet ya que pueden atacar a un gran número de personas de una sola vez, quieren aterrorizar a civilizaciones enteras".

Si esto no fuese lo suficientemente preocupante, Owen además identifica otras amenazas: "estos grupos son la amenaza más inminente, pero no son la única. Están los llamados Unabomber (una única persona que opera por su cuenta). Ha habido un aumento de este tipo de criminales ya que cada vez hay más y más individuos descontentos con la sociedad. Los terroristas tienen ahora el potencial de aprovecharse de nuestra infraestructura y perturbar la vida de las personas de una manera letal, ya sea atacando a empresas de servicios público o aún peor, a la industria nuclear".

El informe también recoge las declaraciones de Awais Rashid, director del Instituto de Seguridad Lancaster y uno de los más reconocidos profesores de esta universidad, y que concuerda en que existe un riesgo de ataque a las infraestructuras: "Dado que hemos visto este tipo de ataques en todos lados, no es inconcebible que la infraestructura de Reino Unido sea objetivo de grupos malvados. El problema es que con una gran cantidad de infraestructuras críticas, los sistemas fueron diseñados hace mucho tiempo cuando la seguridad no era una de las principales preocupaciones".

"Antes no estaban conectados a nada, pero ahora estás conectadas a Internet. A veces no resulta fácil construir características de seguridad debido a los estrictos requisitos de rendimiento que buscan que el sistema responda muy rápidamente" añade Rashid. "Si hay un ataque en una de estas instalaciones, el trastorno que puede provocar a la sociedad sería enorme y existe un riesgo potencial de pérdidas de vidas. Estamos cada vez más enfocados en defendernos ante tales ataques".


Otro de los problemas que encontramos es que el terrorismo está usando Internet para radicalizar a la gente e incitándoles a llevar a cabo actos terroristas. Esto es lo que piensa Tony Mole, antiguo supervisor jefe de la North West Counter Terrorism Unit que se retiró a principios de este año. Mole expone que aunque cualquier negocio u organización es vulnerable a ciberataques, un terrorista puede usar las mismas habilidades que un cibercriminal cuyo objetivo es aterrorizar a la gente.

Mole explica: "desde la experiencia y observando ataques como el que tuvo lugar en el Manchester Arena y el puente de Londres, podemos apreciar que el objetivo del terrorismo es introducir el miedo en la gente. Su psique y métodos consisten en introducir el terror en las personas. Si consiguen asustar a la gente para no ir a un concierto, no andar por un puente o no ir a un partido de fútbol, habrán logrado sus objetivos".

Sin embargo, Mole hace hincapié en que los terroristas están usando Internet como una herramienta para inspirar a la gente a llevar a cabo ataques y radicalizar a aquellos más vulnerables: "Estas células y organizaciones animan a la gente a lanzar propaganda y manuales sobre cómo hacer una bomba usando productos domésticos o cómo alquilar una furgoneta para un ataque. Los medios de comunicación en las redes sociales son una de las principales vías de comunicación de los terroristas, donde pueden encontrar además personas con ideas afines. Todo este material está ahí fuera".

"Si eres un terrorista decidido, puedes encontrar este tipo de información lanzado por este tipo de organizaciones. Internet se usa en todos los aspectos de la vida y puedes encontrar todo tipo de información, ya sea buena o mala" añade Mole.

Otro de los problemas que observa Mole es que en Internet siempre encontrarás a gente que refuerce tu opinión: "Si tienes unas convicciones fuertes, siempre podrás encontrar a gente con tu misma visión que refuerce lo que piensas. Es uno de los atractivos de Internet (pero también es un peligro si todo lo que estás haciendo es buscar a gente fortalezca tus ideales). Estos radicales encuentran jóvenes furiosos y sugestionables que se convierten en presas fáciles para sus propósitos".

Mole avisa que si alguien sospecha que se está relacionando con las personas erróneas, debe avisar a las autoridades pertinentes para que hagan las investigaciones pertinentes y que decidan si la intervención es necesaria. De no ser así, será imposible que nadie pueda hacer nada.

Sin embargo, aunque Mole dice que la amenaza terrorista en Reino Unido ha sido "severa" durante mucho tiempo, nadie podría haber predicho tantos ataques este año: "No creo que nadie pudiera haber predicho en tan corto espacio de tiempo. A pesar de esto, los servicios de seguridad han conseguido un éxito excepcional parando este tipo de ataques con más de 300 arrestos en los últimos 12 meses".

Mientras el terrorismo opera y se comunica online, Tony Mole expone que el cumplimiento de la ley tiene que tener la capacidad de operar en Internet siendo capaz de frustrar sus planes. "No es fácil teniendo en cuenta que la red es inmensa. Pero la policía puede y ha invertido en software sofisticado para destapar todo tipo de operaciones online".

Mole concluye: "Los terroristas pueden cruzar fronteras y operar en cualquier lado y con Internet son las organizaciones son capaces de comunicarse con la gente que está en el campo y mantener conversaciones a larga distancia. Pero el contraterrorismo policial puede trabajar con otras agencias y deben ser capaces de detener estos ataques y condenar a los terroristas".

La lacra del terrorismo también ha conseguido con la red una de sus herramientas más poderosas. Ya no solo porque facilita la comunicación entre criminales, sino porque también es una de las vías de reclutamiento más fructíferas que tienen a día de hoy. Recordemos que si sentimos odio y terror, estarán ganando la batalla. Por tanto debemos ser fuertes, estar unidos y mantenernos informados sin dejar que nos manipulen, tanto en la vida real como en la cibernética.

0 comentarios:

Publicar un comentario