viernes, 22 de septiembre de 2017

Mordiendo la mano que te da de comer

Lo mejor de la semana en ciberseguridad

Muchas son las escenas que nos vienen a la mente cuando hablamos de la tecnología rebelándose contra su creador: Cuando Ava mata a Nathan en Exmachina, cuando Will Smith es perseguido por decenas de robots en Yo, Robot o en la reciente serie WestWorld…  Todas estas historias son el ejemplo perfecto de que no siempre importa el motivo de la creación sino su uso final.
  

En el mundo real algo similar está ocurriendo. Pensamos que la tecnología aumentaría nuestra calidad de vida. Y así es. El problema viene cuando el malo de la película aparece. Su política del terror hace tambalearse el mundo de confianza en el que nos movemos. A día de hoy criminales y estafadores aprovechan todas estas avanzadas tecnologías en su propio beneficio. Extraen datos, roban información y después sobornan. Demos un paseo por todas las noticias que nos han enseñado la otra cara de los avances de la tecnología durante esta semana.

Comenzamos la semana con una noticia sorprendente. Muchas veces pecamos de caer en lo obvio. Es común que pensemos que si algo ha ido bien y cambia tras implantar algo nuevo, quizás ese cambio tenga algo que ver. Fue empezar la semana y desmontarnos la idea. Windows tuvo en su código un bug durante 17 años que puede ser el causante de la detección de malware a día de hoy. Es algo al menos, inquietante. 

Hablemos ahora sobre otra noticia que comienza a ser de lo más común entre nuestros titulares. Un malware tan bien diseñado que millones de personas pican el anzuelo. Este Troyano cobra vía SMS Premium mientras roba información de los usuarios, tales como número de teléfono, localización GPS, apps instaladas y dirección IP. Entre 1 y 1,2 millones de veces se ha descargado este nuevo malware para Android. ¿Mal de muchos, consuelo de tontos? En CIGTR, no opinamos así.

La preocupación suele ser mayor cuando en vez de filtración de datos, hablamos de extracción de dinero. Esto es lo que pasó con Pirate Bay, que introdujeron código en su web que usaba los ordenadores de los usuarios para generar monedas de divisas virtuales Monero. Esto, según los administradores de la página, fue un experimento para ver si era posible reducir su dependencia de los anuncios publicitarios. Esperamos que sacaran algo en claro, después del cabreo de sus internautas al descubrir que no habían sido avisados. 

Una nueva sorpresa nos llevamos con esta noticia. Un equipo de investigadores de Israel han desarrollado un malware que demuestra que los criminales pueden abusar de las cámaras de seguridad equipadas con infrarrojos. Si los delincuentes instalan esta pieza de malware en las redes conectadas a estas cámaras puede usar los diodos de emisión de luz infrarroja para transmitir bits de datos.

Una cosa está clara, la tecnología seguirá evolucionando y tendremos que combatir sus posibles malos usos. Llegados a este punto, habrá que duplicar los esfuerzos para desarrollar las medidas que nos hagan sentir seguros. Desde CIGTR sabemos que a veces las cosas se ponen difíciles pero está en nuestras manos.

0 comentarios:

Publicar un comentario