lunes, 18 de septiembre de 2017

Vendiendo paraguas bajo la tormenta

La entrevista de la semana

“Lo único que te interesa es cazar y capturar perros y ratas.” Esto es lo que le dijo su padre a Charles Darwin al abandonar la medicina. Y es que tal y cómo su biografía dice: “Todos y cada uno de mis profesores y entre ellos mi padre me consideraban un chico común, más bien por debajo de la media intelectual.” Es curioso cómo a día de hoy es considerado el padre de la evolución.

La seguridad en uno mismo es algo básico para alcanzar el éxito. O al menos eso es lo que muchos dicen. En la entrevista de esta semana conocemos a Kris Hagerman, director ejecutivo del proveedor de seguridad cibernética FTSE 250 Sophos. Y es que si algo no le falta a Kris es confianza en sí mismo además de conocimiento del sector para encontrar un nicho que muchos de los grandes aún no habían valorado.

Aunque pueda parecer que no hay beneficio ninguno en la actuación de los criminales, es cierto que estos hechos sirven para que las empresas pongan la alarma y se pongan a trabajar para solucionar sus problemas de ciberseguridad.  Esto beneficia a las empresas de seguridad que ven aumentada la demanda de sus servicios.

Como bien dice Kris Hagerman “Nosotros no queremos que este tipo de eventos pasen. Pero es cierto que cuando una brecha de ciberseguridad aparece en las portadas de las grandes publicaciones de todos los países la necesidad de seguridad aumenta.”

Uno de los puntos fuertes de Sophos es su diferencia en cuanto a clientes objetivos se refiere: “Creo que Sophos ha identificado y ocupado un nicho de la industria de la ciberseguridad que nos permite apuntar a la luna. Mientras que otros grandes como Symantec concentran sus esfuerzos en ‘grandes clientes con grandes carteras’ Sophos se enfoca en pequeñas y medianas empresas.” 

¿Y por qué centrarse en las pequeñas empresas? Kris responde “Las pequeñas empresas no disponen de un Departamento de TIC que manejen los complejos sistemas de seguridad que demandan los bancos y las grandes empresas, pero no son menos dañadas cuando los criminales rompen sus defensas. Y aunque pueda parecer que las pequeñas empresas no necesitan realmente gestionar estos problemas, Hagerman dice: “Incluso, su exposición a estas amenazas es más importante ya que si algo sale mal corren el riesgo de salir del mercado.  El problema es que no tienen el presupuesto ni los recursos para hacer frente a este problema. Ahí es donde aparece Sophos”

Y es que aunque empresas de ciberseguridad haya muchas, Kris Hagerman tiene muy claro lo que su empresa ofrece: "Nuestro compromiso con la innovación, ofreciendo protección a nivel de empresa, pero al mismo tiempo haciendo lo más extremadamente franco, trabajar duramente para que sea simple y accesible es lo que realmente nos diferencia. Creo que es una gran parte de por qué hemos acelerado realmente el crecimiento y el perfil de la compañía".

Una cosa queda clara, Kris confió en sus instintos y apostó por algo en lo que no todo el mundo confiaba: “Cuando decidí trabajar en Sophos hace cinco años, en mi casa me preguntaban ‘¿qué es Sophos?’. Ahora, la gente quiere saber qué hemos hecho para que esto suceda.” Kris se siente orgulloso de su camino y cita a uno de los grandes: “Nunca me he divertido tanto. Como todo el concepto de Steve Jobs de hacer tu muesca en el universo. Sophos es mi habilidad para hacer eso”

Kris Hagerman es un gran ejemplo en lo que autoconfianza y trabajo duro se refiere. Ha sabido encontrar un nicho aún si sobreexplotar y darle una identidad propia a su empresa. En el mundo de la ciberseguridad se necesitan muchos cómo él, con emprendimiento y ganas de hacer llegar la seguridad a todos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario