miércoles, 24 de enero de 2018

A la hora de invertir, mejor pensarlo dos veces

Existe un grupo de asesores de las inversiones que se tienen que estar tirando de los pocos pelos que les queden en la cabeza. Hace algo más de una década, los fundadores de Google, hicieron una oferta a Excite para venderles el servicio del buscador en 1 millón de dólares. George Bell, presidente de Excite rechazó la oferta por considerarlo un precio excesivo. Los fundadores de Google rebajaron el precio a 750.000 dólares y aun así George Bell lo rechazó exponiendo la teoría de que “cualquiera puede programar un buscador”… Hoy día Google está valorado en 400.000.000.000 de dólares. Moraleja: a la hora de invertir, más vale pensarlo dos veces.


Una inversión segura en el mundo de la ciberseguridad es apostar por las Tecnologías de la Información (TI). Según Worldwide IT durante el año 2017 el crecimiento global de la inversión en IT sufrió un cambio con un aumento del 4,5% que se cree que persistirá durante los próximos años, por ejemplo en 2018 se espera que el gasto mundial ascienda a 3,7 billones de dólares. A pesar de este incremento de la inversión, las empresas no olvidan el impacto negativo que puede tener el Brexit, las continuas fluctuaciones monetarias y una posible recesión mundial.

Pero a pesar de estas ideas y tal y como dice John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner estos eventos negativos que se pueden dar en un futuro no echan a las empresas atrás a la hora de seguir aumentando su inversión: "A pesar de esta incertidumbre, las empresas continuarán invirtiendo en TI mientras anticipan el crecimiento de los ingresos, pero sus patrones de gasto cambiarán. Los proyectos en negocios digitales, blockchain, Internet of Things (IoT) y la progresión de big data a algoritmos para el aprendizaje automático hasta la inteligencia artificial (AI) seguirán siendo los principales impulsores del crecimiento."

La inversión en software empresarial es uno de los pilares básicos de este gasto en TI. El gasto mundial de software que está estudiado que crecerá un 9.5% en 2018, y crecerá otro 8.4% en 2019 hasta llegar a un total de 421mil millones de dólares. Este gasto de software en 2018 se espera que se centre en el software como servicio (SaaS).  La creciente disponibilidad de soluciones basadas en SaaS está fomentando nuevas adopciones y gastos en muchas subcategorías, como los sistemas de gestión financiera (FMS), la gestión del capital humano (HCM) y las aplicaciones analíticas.

Ahora más que nunca la ciberseguridad está recibiendo una atención más directa por parte de las juntas directivas de todo el mundo. Muchos de los grupos directivos de las empresas están comenzando a añadir perfiles ligados al mundo “ciber” no solo para aumentar su seguridad, sino también para buscar métrica reales y visibles y no solo parches que sirvan como escapatorias. 

Los ciberataques están creciendo tanto en número como en complejidad y están dando resultados a una pérdida real de la confianza del cliente, a sanciones reguladoras y a un impacto en la imagen reputacional de las empresas. A la vez que aumentan los ataques aumenta también la dependencia de TI, nube, IoT y sistemas de soporte industrial. Esta dependencia ha ido mucho más allá del sector corporativo, llegando al mismo consumidor. La dependencia del IoT seguirá impulsando el mundo de la seguridad al expandir un componente de seguridad a los componentes tradicionales de confidencialidad, integridad y disponibilidad (CIA) de un programa de seguridad.

Se espera que el segmento de dispositivos crezca un 5,6% en 2018. En 2017, el segmento de dispositivos experimentó un crecimiento por primera vez en dos años con un aumento del 5,7%. Mientras tanto se espera que el crecimiento de las ventas de la categoría PC sea plano en 2018, aun cuando se espera que la migración continua de Windows 10 genere un crecimiento positivo en el mercado empresarial en China, Latinoamérica y Europa del Este.

Mucho peso sobre el que se impulsa este aumento del gasto se apoya en las nuevas oportunidades que surgen de la tecnología IA, para aumentar la eficiencia, crear ideas que personalicen la experiencia del cliente, tentar el compromiso y el comercio. Ayudar a expandir las oportunidades de generación de ingresos como parte de nuevos modelos de negocios impulsados por los conocimientos de datos. Pero hay que tener en cuenta que esta inversión será excedida por el aumento resultando en los ingresos. ¿O no es finalmente ese el objetivo de cualquier inversión?

0 comentarios:

Publicar un comentario