lunes, 22 de enero de 2018

No existen fórmulas mágicas

A día de hoy somos bombardeados por la publicidad constantemente y uno de sus reclamos es la venta de fórmulas milagrosas y remedios definitivos que te harán parecer más joven, más delgado… más inocente. Los primeros “remedios” no solo incluían plantas cuyas virtudes sanadoras se descubrían a través de un método de acierto y error, sino que existían venenos y mejunjes que podían generar al doliente a una multitud de padecimientos. 


En la ciberseguridad también existen empresas “inocentes” que creen en las fórmulas milagrosas que una vez implementadas harán invencible a su empresa ante los ataques. Esta semana queremos dar voz a Michael Warnock, quien se ha convertido recientemente en Country Manager de Aura Information Security, una subsidiaria del proveedor de soluciones de tecnología de misión crítica, Kordia. El principal objetivo de Michael recae en la necesidad de que las empresas cambien su manera de pensar a la hora de abordar la ciberseguridad. Aura Information encabeza actualmente la oferta de seguridad cibernética en Australia gracias a su asociación con RedShield que integra el innovador enfoque de “seguridad a su servicio”. 

Su enfoque no se queda en la tecnología, ya que Michael es de los que opinan que hemos alcanzado el culmen en aspectos de software y especialización de widgets. Aunque es cierto que muchas de las empresas todavía consideran que la tecnología es el remedio milagroso que les impulsará a los puestos superiores de la ciberseguridad. Lo que muchas de estas empresas no tienen en cuenta es la necesidad de talento dentro de la empresa para lidiar con la tecnología más puntera o delegar esta función a una empresa externa, en este punto es donde aparece Aura.

Las demandas de la ciberseguridad están cambiando y esto es gracias a la mayor concienciación de los directores financieros y ejecutivos acerca de la importancia de la ciberseguridad en las empresas. En la mayoría de los casos el miedo es el mayor motor para este aumento en el interés en la ciberseguridad, ningún   directivo quiere que su empresa sea la siguiente en liderar los titulares debido a una infracción o a un ciberataque. La entrada en vigor de las nuevas regulaciones legales de cumplimiento obligatorio a finales de febrero, impulsa aún más esta tendencia, lo que es desde luego un dato positivo. 

En todo este escenario según Michael, su empresa Aura tiene un papel muy claro: “Hay una gran oportunidad sin explotar en las organizaciones del mercado medio que buscan la seguridad informática y las capacidades de la tecnología cibernética. Los clientes en este espacio nos dicen que simplemente no tienen la capacidad ni los recursos para atraer y retener al personal especializado. Por esta razón, estamos ofreciendo seguridad como servicio, lo que permite a las organizaciones de mercado medio crear una postura de seguridad robusta sin el desafío de contratar y retener talento de ciberseguridad. Nuestro objetivo es construir una marca en torno a un sólido marco de asesoramiento y seguridad.”

La escasez de talento que vive el sector de la ciberseguridad también ha llegado a Australia y se convierte a día de hoy en uno de los mayores desafíos para las empresas. Según Michael parte de este problema se debe en realidad a la ineficiencia a la hora de gestionar los recursos ya existentes dentro de las empresas: “Las empresas tienden a duplicar las capacidades cibernéticas, y la mayoría del talento se ve atraído por las organizaciones de alto nivel. El mercado medio a menudo se queda fuera de esa ecuación. Debido a esto, el mercado medio se ha convertido en una presa más fácil para los delincuentes cibernéticos que lo ven como un objetivo mucho más suave que los bancos o el gobierno.”

Empresa como Aura han encontrado en las empresas de medio tamaño un nicho donde actuar, y es que todos, grandes y pequeños necesitan ponerse al día para actualizar sus defensas y fortalecer sus planes de acción. Gracias a la diversificación es fácil paliar los efectos de una falta de talento o de una mala gestión de la seguridad en las empresas. Aunque los milagros siguen sin existir, la solución es posible.

0 comentarios:

Publicar un comentario