viernes, 19 de enero de 2018

Trabaja seguro

No hace tanto que sucedió la Revolución Industrial y por esta fecha las condiciones de trabajar eran nefastas. No solo los salarios resultaban miserables, sino que las jornadas podían durar fácilmente 13 horas y en los locales donde se realizaba la actividad laboral no había ventilación ni higiene. Gracias a la Ley de accidentes de trabajo de 1900 las cosas mejoraron para los trabajadores de la época. En la actualidad los riesgos son otros y los puedes estar sufriendo en tu propia empresa… o incluso provocándolos. 

Trabajes en el sector que trabajes debes de haber notado la adaptación a la nube por parte de tu empresa, y si no es así entonces formas parte del único 5% de las empresas que aún no se han incorporado a esta tendencia. La reducción de costes es uno de los principales motivos para realizar el cambio y adaptarse a la nube, pero no es el único beneficio, el almacenamiento en la nube también da lugar a un incremento de la productividad y la competitividad de las empresas. Pero esta semana hemos descubierto que, a pesar de todas las ventajas de la nube, muchas de las empresas están dejando de lado uno de los básicos a la hora de almacenar información en la nube: solo el 40% de esta información en la nube está cifrada y gestionada para asegurar su privacidad. Pero, ¿sabes lo peor? ni siquiera se ponen de acuerdo acerca de sobre quien recae esta responsabilidad… Una vez más la seguridad se pone detrás de la productividad o la eficacia. 

Hablando de trabajo, ¿eres de los que tienen las contraseñas del trabajo apuntadas en un post-it? Si la respuesta es “sí” necesitamos hacerte saber que eres un riesgo potencial para tu empresa. El año 2017 nos ha dejado muchas lecciones que aprender en el mundo de la ciberseguridad y una de ellas ha sido que la mayoría de los ataques se han producido desde dentro. Debido al aumento y la complejidad del malware los cibercriminales son más capaces que nunca de sabotear tu empresa desde dentro. Esta semana gracias a Tripwire hemos recordado que sin una correcta gestión de estos ataques es prácticamente imposible que prevenirlos

Si hay alguien que lleva tiempo sin poder trabajar en paz es el hospital estadounidense de Hancock Health. Este jueves los ordenadores de este centro hospitalario han vuelto otra vez a sufrir un ataque que infectó más de 1400 archivos médicos privados. El hospital terminó pagando los 4 bitcoins que los secuestradores pedían a cambio de volver a restablecer la normalidad, ¿te parece poco? Si estás al día del ritmo al que aumenta el valor del bitcoin, no te sorprenderá saber que esto supone 50.000 dólares de rescate. Este tipo de decisiones no son fáciles y mucho menos cuando hablamos de un descenso de la calidad de la atención médica. Por otro lado, ceder ante los “secuestradores” supone darles el sustento que les mantiene vivos… difícil decisión. 

¿Y tú eres de los que trabajan para vivir o vive para trabajar? En caso de que seas del segundo grupo, te vendrá bien buscarte un hobby. Si nos permites hacerte una recomendación,te vendrá bien saber que ayer mismo descubríamos que el bug-hunting es el pasatiempo perfecto si lo que buscas es ganar un dinerillo extra. El 12% de los criminales  que trabajan para HackerOne,  una plataforma de bug-bounty, han llegado a ganar 20.000 dólares anuales debido a este pasatiempo, mientras que un cuarto de los hackers que trabajan para esta empresa agradece a este hobby la mitad de su sueldo anual. ¿Estás dudando entre apuntarte a costura o a un curso de programación  y seguridad? Acaso de que sea muy bueno con la aguja y el hilo, no lo dudes más. 

La mayoría de los mortales no podemos permitirnos el lujo de no trabajar y cuanto antes aceptemos este hecho mejor. Una vez hechos a la idea, es importante destacar la importancia de trabajar dentro de los límites de la seguridad. La más defensiva de las medidas de seguridad eres tú mismo. Es de vital importancia que aceptes esto y actúes en consecuencia. 

0 comentarios:

Publicar un comentario