lunes, 12 de febrero de 2018

Igualdad de género en la ciberseguridad

El 16 de junio de 1963 fue una fecha histórica para el papel de la mujer en el mundo de la  cosmonáutica.  Tereshkova, con apenas 26 años, se montó a bordo de la nave “Vostok-6”  y partió rumbo al espacio siendo hasta el momento la única mujer que ha viajado al espacio en solitario. Quedan muchas cosas por hacer para lograr la igualdad de género pero Tereshkova esa ese ejemplo de que el cielo no es el límite.   



Desde CIGTR, queremos apoyar la causa de Infosecurity que, en base a las 10 finalistas de la categoría “Security Champion”  en los premios “Women in IT”, se ha comprometido a llevar a cabo una serie de mini entrevistas  que den voz a todas aquellas mujeres que forman parte del mundo de la ciberseguridad.  Esta semana os mostramos la entrevista que Elisabetta Zaccaria ha ofrecido a Infosecurity Magazine

Actualmente Zacarria trabaja como directora de Secure Chorus y su objetivo es construir una empresa con un alto nivel de liderazgo que promueva la seguridad a largo plazo en las economías digitalmente activas. Su idea es llegar a su objetivo a través del desarrollo de un ecosistema global de tecnologías de intercambios de datos seguro. 

Elisabetta tiene una gran trayectoria en el sector y comenzó en el año 2000 como directora de estrategias en Global Strategias Group: “La empresa desarrolló un amplio número de complejos programas, asegurando una gran cantidad de infraestructuras críticas de los mercados emergentes, integrando servicios y tecnologías para reducir los riesgos operacionales, lo que incluía la seguridad de TI. Era una época temprana para la industria de la ciberseguridad global y trabajar en el sector era un momento muy interesante que capturó mi interés.”  

Elisabetta actualmente trabaja en una de las empresas punteras  en el desarrollo de standards de interoperabilidad: “Lo que más me gusta de mi trabajo es la libertad creativa y la oportunidad de construir un ecosistema de tecnologías de intercambios de datos interoperable para apoyar un economía digital global segura. “ Pero Elisabetta nos hace ver que toda moneda tiene dos caras: “En Secure Chorus incluimos  empresas de todos los tamaños y con muy variados objetivos. Puede ser todo un desafío determinar la mejor estrategia y seguir conduciendo en la misma dirección”. 

Es interesante conocer quién es el ejemplo a seguir de una de las mujeres más importantes en este momento en el mundo de la ciberseguridad: “Admiro mucho al Centro Nacional de Ciberseguridad Británico por su ética y su cultura. Me gusta su manera de interaccionar con la industria y la manera en la que apoya la diversidad existente en la industria y creando programas e iniciativas concretas para resolver el problema.”

El papel de la mujer en la seguridad todavía queda lejos de igualar al del hombre y según Zaccaria todavía queda mucho que hacer al respecto: “Mientras que un progreso significante ya se ha realizado, estamos ancladas en la superficie de los temas y debemos bucear hasta el fondo. Conseguir el cambio en la igualdad de género es un proceso a largo plazo y necesita reconocimiento en las agendas de los sectores públicos y privado. En el fondo todo se basa en el cambio de las normas socioculturales que fortalecen la desigualdad de género.” 

Tereshkova marcó un antes y un después demostrando que la capacidad de la mujer para volar al espacio no distaba de la del hombre. En el mundo de la ciberseguridad la incorporación de la mujer ha sido tardía pero cada vez está más presente, ocupando puestos directivos en las organizaciones. Aún queda mucho por hacer pero vamos por el buen camino.

0 comentarios:

Publicar un comentario